Profertil

«Vengo de un pueblito muy chiquito como Saavedra y White, al lado de eso, me parece un lugar inmenso»

Luego de casi una década con Luciano Guardia al frente de la Parroquia de Ingeniero White, el Padre Sergio Jara tomó la posta y compartió sus primeras impresiones sobre su llegada a la localidad.

En un contexto especial por Semana Santa y dando sus primeros pasos en nuestra localidad, el sábado pasado en IngenieroWhite.Com Radio hablamos por primera vez con el Padre Sergio Jara, quien asumió como Párroco de nuestra localidad en lugar de Luciano Guardia.

«De a poco estoy conociendo. Fui al puerto que no lo conocía. Llegué hace poco a White. Yo estaba en un pueblito muy chiquito como Saavedra y esto me parece inmenso. A Luciano le costó desprenderse de White después de casi 11 años en la localidad y a mí me pasa lo mismo después de 20 años en el pueblito. Cuesta mucho cuando uno echa raíces», reconoció Jara.

«Estuve en seminarios de Azul y Mercedes y cuando terminé me mandaron a la Catedral de Bahía como ayudante durante 8 años, hasta el que Obispo me mandó a Saavedra. Y como soy capellán de la cárcel voy a tener actividades en la semana allí, y por supuesto, los sábados y domingo las misas en White», resumió sobre sus experiencias previas y sus nuevas funciones.

«La Semana Santa pasada fue muy especial y nos afectó a todos. Los sacerdotes somos seres humanos como cualquiera. Yo estaba en Saavedra y no podía venir a Bahía a ver a mi madre. Y en una visita a la cárcel de Saavedra un interno me dijo unas palabras que me permitieron sacarme la angustia que sentía en esos días. El mensaje siempre es de esperanza y positivo en estos tiempos», señaló.

Con respecto a su infancia y algunas visitas a White, el Padra Jara recordó: «en la esquina de mi casa vivía el Gordo Giorgetti, muy amigo de mis padres, y cuando se mudaron a White con mi familia íbamos a visitarlos. Lo hacíamos en tren y me acuerdo las imágenes de las casas de chapa. Acá no dicen que son de Bahía Blanca, dicen que son de White».