Profertil

El rompehielos Irízar fue despedido en una nueva campaña a la Antártida Argentina

El buque partirá con casi 300 científicos y militares, cerca de 1.800 metros cúbicos de cargas generales y 650.000 litros de gasoil antártico a bordo, que deberá distribuir entre las 13 bases que Argentina opera en el continente blanco.

El rompehielos ARA Almirante Irízar (RHAI) fue despedido esta tarde de martes por autoridades y familiares de los tripulantes en la dársena norte del puerto de Buenos Aires, desde donde partirá a las 5 de del miércoles con casi 300 científicos y militares, cerca de 1.800 metros cúbicos de cargas generales y 650.000 litros de gasoil antártico a bordo, que deberá distribuir entre las 13 bases que Argentina opera en la Antártida.

El Irizar, que fue reconstruido y modernizado en el Complejo Industrial Naval Argentino (CINAR) del astillero Tandanor, tras el incendio que lo inutilizó en 2007, tendrá como misión el despliegue y repliegue de personal de cargas desde y hacia las bases antárticas argentinas, según dijo a Télam el comandante del buque, capitán de navío Claudio Busso Soler.

“En estos momentos -añadió-, hay unas 200 personas que están en las bases permanentes desde el año pasado, a las que debemos traer de regreso y llevar a sus relevos a través de los distintos medios aéreos y navales que forman parte de la Campaña Antártica de Verano (CAV)”.

“Además de todos los equipos e insumos que estamos llevando, también trasladamos unos 650.000 litros de gasoil antártico, que son tan vitales como el alimento o las medicinas porque toda la energía y la calefacción de las bases depende de ese combustible”, señaló.

El marino indicó que “también estamos llevando todo el material de construcción y herramientas para las tareas de mantenimiento de las bases que en muchos casos tienen edificios de unos setenta años de antigüedad y que aunque cumplen con su función requieren cuidados y refacciones que son comunes en ambientes tan hostiles”, abundó el oficial al mando del buque.

El rompehielos, dispone de una bodega de barriles y otras tres de cargas generales, además de una frigorífica destinada a los alimentos con 80 metros cúbicos refrigerados y 40 metros cúbicos de antecámara, y su hangar permite operar dos helicópteros SeaKing que pueden trasladar hasta dos toneladas de carga en cada vuelo.

Junto a los helicópteros, el rompehielos también dispone de lanchas de desembarco de personal y vehículos que permiten llevar desde el buque hasta la costa cuatro toneladas de carga en cada viaje. (Télam).