Profertil

«Tenemos que estar organizados para que la pandemia y la cuarentena no generen un alto costo emocional en cada uno de nosotros»

La Licenciada Verónica Fernández abarcó los principales aspectos psicológicos que puede generar en las personas el cambio de rutina y la aparición de un estado de estrés colectivo en la sociedad.

Con la participación destacada de la Licenciada Verónica Fernández, el capítulo 834 de IngenieroWhite.Com, emitido por La Brújula 24, hizo un resumen sobre los principales aspectos psicológicos que influyen directamente en nuestras vidas en esta etapa de pandemia y cuarentena nacional.

«Es una situación completamente nueva y tenemos que estar preparados y prevenirnos. Todo esto genera un shock y hace que nos enfrentemos con una situación angustiante. Primero aparece una negación, por eso vemos que todavía la gente sale a la calle o directamente quiere ir a la playa, hasta que llegamos a la etapa de la aceptación, en la cual empezamos a respetarnos, a cuidar al otro y a soportar la cuarentena de la mejor forma posible», detalló la especialista.

–¿En qué medida la cuarentena y esta enfermedad mundial genera estrés y preocupación en la sociedad?
–Si bien estamos acostumbrados a situaciones de estrés individual, en este caso de pandemia aparece un estrés colectivo donde parece que todo nos supera. Esto da lugar a situaciones anímicas de angustia, enojo, discusiones e incomodidad. Por eso, es importante organizarnos para esto y que el cambio de rutina no genere un costo emocional alto.

«Resolver esta angustia no va a depender de nosotros mismos. Hay que entender que lo prioritario hoy es nuestra salud física y de nuestros seres queridos. La información privilegiada es la oficial y entender que en estos tiempos vamos a tener que soportar momentos como no poder pagar algún impuesto, comer algo rico o saludar a una sobrina por el cumpleaños», deslizó.

–Y ante este escenario de resguardo, ¿qué herramientas tenemos para poder salir adelante?
–Generando los recursos anímicos que nos permitan superar estas situaciones traumáticas para que, en definitiva, el costo emocional dependa de nosotros. Los recursos no tienen que ver con la plata o la inteligencia, sino que son recursos psíquicos para no entrar en pánico y angustia durante estos días.

«Los niños lo van a llevar adelante en la medida que los adultos bajen información clara y mantengan la rutina familiar con actividades atractivas. Si logramos eso, los chicos lo van a terminar contando como una anécdota en unos meses», destacó.

–Y por último, ¿qué conductas son recomendables tener con los adultos mayores y los pacientes de riesgo?
–En el caso de los adultos mayores, es una función social y solidaria la que tenemos que tener con aquellas personas más vulnerables y en riesgo. Se trata de estar presentes, llamar, mandar un mensaje, brindar apoyo, una foto, hacer un crucigrama. La contención social es un sostén psíquico.

Para tener en cuenta

El Departamento de Salud Mental del municipio atiende consultas de 8 a 15 horas, en el número 4551159.