Profertil

Techint construyó la planta regasificadora más grande de Europa

La terminal, cuya construcción llevó cuatro años, está ubicada al norte de Francia, y tiene una capacidad de 13.000 millones de metros cúbicos de gas, destinados a abastecer el 20% del consumo anual de gas natural de ese país y de Bélgica.

La planta regasificadora, cuyo valor total de inversión fue de más de 1.000 millones de euros, pertenece a Dunkerque LNG, compañía formada por las empresas energéticas EDF, Fluxys y Total. Este cliente contrató a Techint Ingeniería y Construcción y a su socio español Sener para la realización de todas las tareas de ingeniería básica y de detalle, provisión de los materiales necesarios, realización de las obras civiles, construcción, comisionado y la asistencia en la puesta en marcha.

El viernes 8 de julio se hizo la inauguración de la terminal. El momento más importante de la ceremonia fue la llegada del primer barco de gas natural licuado proveniente de Nigeria. A partir de septiembre de 2016, se podrá iniciar la operación comercial de recepción y regasificación de gas.

“Esta obra es un orgullo para Techint, y un punto de referencia en el sector de la energía, por las soluciones tecnológicas de vanguardia utilizadas en la terminal para garantizar la eficiencia, la seguridad y el cuidado del ambiente”, explica Carlos Bacher, CEO de Techint Ingeniería y Construcción.

El consorcio formado por Techint y Sener empleó para la realización de la obra cerca de 1800 personas en el pico, con un total de 2,7 millones de horas/hombre trabajadas. Arribado el líquido de gas vía barco a la planta, se acumula en tres tanques de almacenamiento con capacidad de 190.000 metros cúbicos cada uno. La terminal incluyó la construcción de un puerto de descarga, que cuenta con cinco brazos de descarga de GNL. También incluyó la instalación de tres compresores BOG (Boil Off Gas) y un recondensador BOG, los equipos principales del proceso de regasificación.

Techint Ingeniería y Construcción tiene vasta experiencia en el mundo del GNL; recientemente ha completado una terminal similar en Polonia (con capacidad de 5.000 millones de metros cúbicos de gas) y la ampliación de otra en Bélgica (con capacidad de 9.000 millones de metros cúbicos de gas).