Profertil

«Sabemos sobre el sentido de pertenencia que hay en White y eso nos entusiasma muchísimo a la hora de garantizar el acceso a la salud»

La Jefa de la residencia municipal de medicina familiar Nerina García habló sobre la llegada del equipo al Hospital Menor y las tareas que están desarrollando, como la campaña de prevención del dengue.

El punto central de la 995º edición de IngenieroWhite.Com, emitida por La Brújula 24, fue la participación de Nerina García, Jefa de la residencia municipal de medicina familiar y salud comunitaria, quien hizo referencia a la llegada del equipo al Hospital Menor y sus vínculos con la comunidad.

«Desde octubre estamos en el hospital y las expectativas son las mejores. Estamos contentas, trabajando en la atención y en actividades comunitarias. Desde medicina familiar ofrecemos atención todos los días, de lunes a viernes, y todo tipo de consultas desde niños a adultos mayores», subrayó Nerina.

«El recibimiento en White fue muy grato y ameno. Sabemos el sentido de pertenencia que existe y eso nos entusiasma muchísimo. Apostamos justamente a garantizar el acceso a la salud para toda la población de Ingeniero White», destacó.

Al mismo tiempo, Nerina García hizo referencia a la participación que están teniendo sobre la campaña de prevención del dengue en los domicilios whitenses.

«Estuvimos haciendo la recorrida, llevando folletería y acercándole más recursos a la gente. Incluso, en la plaza Islas Malvinas (frente al Club Las Colonias) se encuentra una batea para arrojar todo tipo de recipientes y elementos que la gente no utilice y así evitar la acumulación de agua. Estamos agradecidos por el recibimiento que hemos tenido», comentó Nerina, quien representa al grupo de los 6 residentes que se desempeñan en nuestra localidad.

–¿Cómo lo ves al Hospilatito en cuanto a equipamiento y recursos?
–La verdad que supera las expectativas de un centro de salud. Cuenta con un mamógrafo de primer nivel, elementos para placas y radiografías de muy buena calidad. Y más allá de la tecnología, el trabajo y la calidad humana es muy cálida y de primer nivel», destacó.

«En el contexto de pandemia, fue todo un desafío ese cambio a la hora de apostar por la mejor formación de los residentes. Vinimos para quedarnos y pensamos continuar en este lugar. Estamos cómodos y con un equipo que acompaña», concluyó Nerina.