Profertil

Nokia vuelve a la carga

Una de las más recordadas compañías de dispositivos móviles regresa al mercado para dar pelea. En esta oportunidad, planea reforzar el rubro tablets pero seguir apostando por los smartphones.

Nokia confirmó que su marca volverá al mercado de los smartphone y reforzará el de tablets. El antiguo número uno mundial de los móviles, el finlandés Nokia anunció el miércoles que su marca, abandonada por el estadounidense Microsoft, iba a volver al mercado de los teléfonos inteligentes y de las tabletas. Nokia, ahora especializado en los equipamientos y servicios para operadores de telecomunicaciones, no toma ningún riesgo financiero en esta aventura ya que pone a disposición de la nueva empresa finlandesa HMD Global, los derechos y patentes de su marca. Nokia «no hará inversión financiera ni poseerá parte de HMD», empresa que pertenece a «inversores» cuyo nombre no ha sido divulgado. Tras haber apostado en 2011 por una alianza con Microsoft y con el entorno de Windows Mobile, la marca Nokia dará un giro al unirse a la plataforma Android del gigante americano de internet Google.

Detrás de HDM T se encuentran entre otros Arto Nummela, anterior jefe de dispositivos para Asia, Oriente Medio y África de Microsoft Mobile, que actuará como CEO de la compañía y Florian Seiche, Vicepresidente de ventas y marketing de Microsoft Mobile en Europa y que anteriormente también estuvo en la propia Nokia. HMD será la responsable de todos los dispositivos Nokia que veamos en el futuro próximo, ya que también han firmado un acuerdo, que se cerrará durante la segunda mitad de 2016, para quedarse con la división de teléfonos básicos de Nokia, de la cual tenía los derechos Microsoft hasta 2024. Inicialmente HMD tiene prevista una inversión de 500 millones de dólares durante los tres próximos años para volver a posicionar a Nokia en el mercado. La encargada de la fabricación de los terminales será FIH, una subsidaria de Foxconn, el conocido fabricante asiático. Desde luego que la nueva Nokia no será la misma Nokia de hace 10 años, será algo más parecido a la Alcatel de hoy en manos de los chinos TCL, pero desde Finlandia han querido asegurar que vigilarán de cerca el uso de su marca.

La pregunta que a muchos les vendrá a la cabeza ahora es si Nokia quiere con este paso enmendar errores del pasado. Muchos consideraron un error que eligiesen Windows Phone como sistema operativo para sus smartphones, y lo cierto es que ese paso fue uno de los que ha provocado que la marca que lideró en su día el mercado ahora haya perdido mucho terreno. Posiblemente la respuesta se encuentre en el sistema operativo Android.

Fuente: Mercado.