Profertil

La salud emocional da felicidad, confianza y resiliencia

La gente que es emocionalmente sana controla sus emociones y su conducta. Puede manejar los desafíos inevitables de la vida, entablar relaciones fuertes y llevar una vida plena y productiva. Se recupera de las cosas malas que le ocurren y puede manejar el estrés sin caerse a pedazos.

Si tu salud emocional no es tan sólida como te gustaría hay muchas cosas que puedes hacer para mejorar tu ánimo, crear resiliencia y disfrutar más de la vida.

Estrategias y consejos para una buena salud mental

Del mismo modo que hace falta esfuerzo para mantener una buena salud física lo mismo ocurre con la salud mental y emocional. Mejorar la salud emocional puede traer muchas satisfacciones.

Los sanos mentalmente y emocionalmente tienen:

* Sensación de satisfacción

* Deseo de vivir y facilidad para reírse y divertirse

* Capacidad para manejar el estrés y recuperarse de la adversidad

* Saben hacia dónde orientar sus acciones y sus relaciones

* La flexibilidad para aprender nuevas cosas y adaptarse al cambio

* Un equilibrio entre trabajo y diversión, descanso y actividad, etc.

* La capacidad para hacer relaciones satisfactorias y mantenerlas

* Autoconfianza y autoestima

Para lograr todo esto, que permite vivir una vida plena y participar en actividades productivas y fuertes relaciones hay algunos consejos que se pueden dar:

Descansar lo suficiente. Para tener una buena salud mental y emocional es importante cuidarse el cuerpo. Eso incluye dormir lo suficiente. La mayoría de la gente necesita entre 7 y 8 horas de sueño nocturno para funcionar óptimamente. Aprender nociones básicas de nutrición y ponerlas en práctica. El tema de la nutrición es complicado y no siempre fácil de poner en práctica. Pero cuanto más aprendes sobre qué comer y los efectos que tienen los alimentos en la energía y el ánimo, mejor te vas a sentir.

* Hacer ejercicios para aliviar el estrés y mejorar el humor. Hacer ejercicios es un poderoso antídoto para el estrés, la ansiedad y la depresión. Hay que buscar pequeñas formas de agregar actividad al día, como subir por las escaleras en lugar de tomar el ascensor o salir a dar un paseo. Lo ideal es 30 minutos o más de ejercicios al día.

* Tomar una dosis de sol todos los días. El sol mejora el humor, hay que tratar de tomar de 10 a 16 minutos de sol por día Esto se puede hacer mientras se hace ejercicios, o cuidando el jardín o charlando con alguien.

* Limitar la ingesta de alcohol y evitar cigarrillo y otras drogas. Todo eso son estimulantes que no hacen bien y tienen consecuencias negativas en el largo plazo para el ánimo y la salud emocional.

Fuente: Mercado.