Profertil

No usamos más el teléfono para hablar

Es una gran paradoja que sigamos hablando de teléfono cuando en realidad lo que llevamos en el bolsillo es una pequeña computadora que usamos para la comunicación escrita. ¿Es válido seguir usando la palabra teléfono?

Ya no «hablamos», pero conversamos más que nunca. A pesar de increíbles mejoras en videoconferencia y en tecnología VoIP y a pesar de que más y más personas tienen teléfonos celulares no estamos hablando entre nosotros tanto como antes. En Estados Unidos, por ejemplo, 99% de los habitantes tiene teléfono celular pero pasa 26 mi nutos por día texteando y solamente 6 minutos hablando por teléfono. Esa declinación en el uso de la voz se advirtió por primera vez en 2013 pero la tendencia se va acentuando.

Esto no va a sorprender demasiado pero vale la pena marcarlo. Una de cada 4 personas socializa más online que personalmente, 32% de las personas encuestadas en el país del norte prefiere enviar un mensaje de texto a hablar por teléfono y 51% de los adolescentes prefiere comunicarse digitalmente que en persona, incluso con sus amigos.

Los teléfonos celulares están en todas partes y las redes inalámbricas cubren hasta el continente africano y el sudeste asiático ppero la gente usa sus celulares para la comunicación no vocal , mucho más que para las llamadas. Esta tendencia a la comunicación no vocal con la difusión de Internet. El uso de Internet creció meteóricamente de 44 millones en 1995 a más de 3.000 millones en 2015. En 1995 en el mundo se enviaba un promedio de 0,4 textos por mes. Hoy, se envían más de 193.000 mensajes enviados por segundo, y eso es solamente vía SMS.

¿Es algo malo que haya menos comunicación verbal? Eso depende de a quién se le pregunte. 43% de los encuestados (en USA) que tienen entre 18 y 24 años dice que textear tiene tanto sentido como la conversación con alguien en el teléfono. Pero el futuro es algo incierto. 80% de los integrantes de la generación del Milenio cree la conversación frente a frente sigue siendo la forma de comunicación más importante en el trabajo.

Un informe reciente de Deloitte, además de confirmar que las llamadas de voz se han vuelto prácticamente obsoletas, vaticina que para 2020 nadie hablará por teléfono.

Fuente: Mercado.