Profertil

«La pandemia nos separó mucho de las actividades, pero con mucho esfuerzo hemos seguido con nuestro trabajo en Whitense»

Hugo López, presidente de la entidad de calle Lautaro, compartió un panorama informativo sobre la actualidad del club y la vuelta al ruedo de las categorías formativas.

En pleno regreso de las actividades deportivas y con desafíos renovados para mantener su infraestructura en el día a día, el presidente del Club Deportivo Whitense Hugo López hizo referencia a la actualidad de Los Aviones Azules con vistas al segundo semestre del año.

«La pandemia nos ha separado un poco de todo, pero internamente con mucho esfuerzo seguimos trabajando. Hemos puesto en valor el fogón y estamos remodelando el frente. Y menos los Mayores, ya volvió la actividad. Cumplimos rigurosamente con los protocolos y tuvimos el salón cerrado todo el tiempo que fue estipulado. Los chicos estaban ansiosos por empezar, pero nosotros no queríamos correr ningún riesgo con los contagios», apuntó Hugo.

«Cuando los chicos entrenan, algunos padres entran y se cumple el protocolo con el alcohol en gel, la toma de temperatura y la desinfección permanente del club. Estábamos muy contentos con el equipo superior, la vuelta de Walter al cuerpo técnico y el arranque que tuvimos, así que ahora estamos esperando las fechas que se manejen para el regreso», completó.

Sobre el tema obras y nuevos proyectos, Hugo subrayó: «mientras esperamos el aporte del Puerto y esa ayuda para el proyecto de las canchas de básquet tres, empezamos a avanzar con lo que tenemos. Y más allá del básquet, volvió la actividad de baile y el taekwondo. Necesitamos recursos para seguir adelante, ya que muchas publicidades durante este tiempo que estuvimos cerrados dejaron de apoyar».

En ese sentido, el club lanzó la tradicional venta de sorrentinos para el mes de agosto y espera como siempre la ayuda de la comunidad, junto a una renovación y aires nuevos para conducir la entidad de calle Lautaro.

«No puede ser que pasen los años y sigamos sin conseguir gente. No haber podido renovar los aires es un fracaso, más allá de las comodidades y las obras que podamos hacer», concluyó López.