Profertil

«En el Centro de Salud estamos preparados de la mejor manera para el momento en el que el virus empiece a circular por la ciudad»

Desde el Hospital Menor, el Jefe del Centro de Salud Federico Bugatti, detalló los pasos a seguir desde el punto de vista organizativo y la forma en la cual comunidad seguirá recibiendo sus atenciones correspondientes.

Luego de la reunión llevada a cabo con integrantes de las sociedades de fomento locales y la Cooperadora del Hospital Menor, el Doctor Federico Bugatti, Jefe del Centro de Salud de nuestra localidad, dio a conocer en el capítulo 832 de IngenieroWhite.Com, emitido por La Brújula 24, los puntos salientes sobre la organización interna y la atención a la comunidad.

«Estamos reorganizando todo. Primero con una tarea informativa para que la gente no concurra al hospital para hacer controles y todo lo que se pueda postergar. Vamos a armar un dispositivo específico para menores de 6 años y embarazadas de alto riesgo, ya que el calendario de vacunación está en una etapa fuerte. Y los trámites administrativos los estamos simplificando para que la gente esté el menor tiempo posible en el hospital, poniendo unos buzones en los cuales el paciente solicita su trámite y a los dos días retira la receta o el certificado que necesita», enumeró Bugatti.

–¿Qué otro cambio incluye esta reorganización interna del Hospital Menor?
–Físicamente el edificio va a estar partido en dos. Por un lado, el sector para trámites y otras atenciones patológicas que no tienen que ver con el coronavirus, que sería en la sala de espera tradicional ingresando por la esquina. Y por el otro, el ala de rayos se va a destinar a potenciales patologías respiratorias vinculadas con el coronavirus.

–¿Y la guardia sigue funcionando de forma normal?
–La guardia sigue normal. Le pedimos a la gente que concurra por urgencias o emergencias, no por patologías banales. Vemos, satisfactoriamente, que la gente está concurriendo cumpliendo el distanciamiento social.

«Contamos con todo lo que necesitamos, pese a que esto tiene ver con el día a día. Tenemos un buen stock de insumos para muchos pacientes. Todas las semanas nos reunimos con la Secretaría de Salud. Las medidas de higiene las reforzamos puertas adentro y el personal de limpieza recibió la capacitación correspondiente. Estamos preparados de la mejor manera para el momento en el que el virus empiece a circular por la ciudad», afirmó.

«Con respecto a la reunión con las sociedades de fomento del Boulevard, Saladero y White, junto a la Cooperadora, aprovechamos el canal de contacto que tienen con la comunidad y les explicamos cómo vamos a funcionar. Esto es muy dinámico y es posible que haya modificaciones en el esquema de atención. Incluso, estamos armando un lugar externo para todo lo que tenga que ver con la vacunación de la gente sana para que no tengan que venir al hospital y les podamos garantizar condiciones más seguras», agregó.

–Y por último, ¿qué tiene que hacer aquella persona que manifieste los síntomas de la enfermedad?
–A cualquier caso sospechoso, con fiebre, tos y dolor de garganta, que haya estado en contacto con alguna persona que estuvo en los países de riesgo, se le coloca el barbijo y se lo deja en una habitación separado. Ahí se dispara el protocolo de actuación y nos comunicamos con el Hospital Municipal. Ellos nos dan el OK para la retención de la persona o un alta controlada. En White hemos recibido pacientes con infecciones respiratorias, pero no han tenido contacto con ningún caso sospechoso.