Profertil

«En diciembre estuve cerca de irme de Huracán, pero la charla que tuve con Marcelo Osores y lo cómodo que estoy en el club sumaron para que me quede»

Con tres caras nuevas y tres bajas importantes, el Globo se prepara para el torneo local con las expectativas de pelear arriba. El DT Gustavo Echaniz, en pleno parate de actividades, habló de los temas más importantes.

Luego de confirmarse la postergación del inicio del torneo de la Liga del Sur y la merma total de las actividades deportivas en el ámbito local, el director técnico de Huracán, Gustavo Echaniz, comentó cómo se organizarán los próximos movimientos y analizó los puntos salientes de la pretemporada cangrejera.

«Lo que estamos viviendo no es algo común, pero hay que tener conciencia porque puede pasar a mayores. Primero está la vida del ser humano y después todo lo demás. No sé si estamos acostumbrados y si el país está preparado para este parate. En mi caso, con el problema que tuvo, mi mujer es un paciente de riesgo, así que junto a nuestro hijo tenemos los cuidados correspondientes. Y yo estoy aprovechando para hacer algunas cosas en mi casa», describió Echaniz.

–¿Cuándo iniciaron la pretemporada y en qué momento liberaron al plantel?
–Habíamos arrancando el 2 de febrero y entrenamos hasta el viernes. Jugamos 5 amistosos y llegábamos bastante bien al inicio del torneo. El plantel no es muy extenso y prácticamente estamos como el año pasado. Se fueron 3 titulares, como Lischeske, Gonzalía y Nungeser, y llegaron 3 jugadores para reemplazarlos: Walker, Otondo y Pichihueche.

«Y después tenemos muchos chicos que van a tener mucha participación, como Lloyd, Prudencio, Costa o Miguel. Lloy, por ejemplo, es el único lateral izquierdo que tengo en el plantel», señaló.

–¿Alcanza con esta realidad para pelear el campeonato?
–Al presidente yo le había pedido 4 refuerzos: un lateral izquierdo, un volante por derecha, un enganche y un centrodelantero. Ahora si el club prioriza que le demos rodaje a los chicos del club y que el dinero se vuelque al arreglo de la cancha y al predio, yo no tengo ningún problema. Afrontaremos este año sin inconvenientes.

«Vamos a tratar de estar en la pelea, lo más arriba posible. El año pasado no éramos candidatos en el segundo tramo y llegamos a la semifinal. Tenemos un buen equipo, no muy extenso, pero para pelear», apuntó.

–¿Los jugadores, mientras tanto, se han llevado algunas tareas para hacer de forma individual?
–Tenemos un grupo donde hablamos entre todos y el profe les dio un trabajo para hacer de lunes a viernes. Esto es a criterio y conciencia de cada jugador. Ayer, incluso, nos llegaron videos de sus entrenamientos. Los jugadores están bien y tienen un compromiso muy grande con el club.

«Además, vino Miguel Guevara, que dirigía a La Armonía, como ayudante de campo; volvió Fredy (Sabadín) de profe y sigue Sebastián Alvarez como entrenador de arqueros. La pretemporada venía muy bien y ahora estamos a la espera de que la pelota vuelva a rodar», agregó.

–¿Tu continuidad en el club siempre estuvo garantizada?
–En diciembre estuve cerca de irme de Huracán. Algunos dirigentes habían pensado que mi ciclo en el club estaba cumplido y estuve un tiempo sin tener comunicación. Hasta que un día me reuní con Marcelo Osores, hablamos de muchos temas y volvimos a llegar a un acuerdo.

«De todos modos, si no dirigía a Huracán, no me iba a ir de Bahía, pese a que tenía tres opciones afuera. Lo familiar, la charla que tuve con el presidente, la comodidad que hay en el club y el apoyo de los jugadores y la gente fueron cosas que sumaron para quedarme. Desde que estoy en Huracán (2015), el club me cumplió siempre en todo y nadie puede decir lo contrario», cerró Echaniz.