Profertil

«De marzo a julio teníamos programadas muchas fiestas, sin contar el impulso más grande que era la Fiesta Nacional del Camarón y el Langostino»

Roberto Ursino, desde La Siempre Verde, compartió un resumen sobre la realidad que están viviendo y las cancelaciones que generó la pandemia. Esta semana, de 15.30 a 18, volvió a funcionar la oficina de calle Siches.

Luego de reabrir su oficina para la atención del público, con todas las medidas de seguridad e higiene del caso, Roberto Ursino formó parte de nuestra entrega radial dando a conocer los detalles principales sobre el funcionamiento de La Siempre Verde en esta etapa de la pandemia.

«Desde el momento que empezó la pandemia hemos tomado las medidas correspondientes a tono de lo que emanaba el gobierno nacional, provincial y municipal. Hemos procedido al cierre de todos nuestros talleres culturales, que habían comenzando el 9 de marzo con mucho éxito. Eso fue lo primero que levantamos y, por supuesto, tuvimos que cancelar todas las fiestas y alquileres que teníamos previstos en nuestro salón», comentó.

«En principio, hemos tirado todo desde septiembre en adelante, aunque eso no quiere decir que sea así. Vamos a estar de acuerdo a lo que marquen las autoridades y hasta que no se habiliten las fiestas nosotros no podemos abrir el salón», agregó Tucho.

«Por otro lado, como siempre teníamos en agenda 3 té-canasta para ayudar a distintas instituciones de la localidad, ya que siempre tendemos una mano al que lo necesita. En este caso, teníamos previsto hacerlo con el Jardín Nº 953 del Barrio Vialidad, con el Taller Prende y con la Cooperadora del Hospitalito. Los dos primeros ya están suspendidos y veremos si en octubre podemos hacer el último», explicó.

«Y por último, desde este martes 12 reabrimos la oficina, de 15.30 a 18, con todas las medidas de protección para la secretaria y las medidas correspondientes. De marzo a julio teníamos programadas muchas fiestas pagas, sin contar el impulso más grande que era la Fiesta Nacional del Camarón y el Langostino», concluyó Ursino.