Cómo cuidarse del sol en verano

38% de los argentinos no toma sol, otro 38% declaró que utiliza protector solar con factor mayor a 30 y 26% afirmó que se expone sólo en horarios recomendados, según Kantar Worldpanel.

11% aseguró no prestar atención a los cuidados frente al sol, valor por debajo del año pasado que se ubicó en 12%. La mayor falta de conciencia de protección se registra en los niveles socio económicos bajos, donde una de cada dos personas respondió: “No tengo ningún cuidado en particular“, se desprende de la encuesta Relámpago LinkQ que se realiza por segundo año consecutivo.

Los niveles altos son los que más se destacan por tomar sol, pero a su vez son quienes más se cuidan y afirman utilizar protector solar con un factor mayor a 30.

Las temperaturas elevadas sumado a la exposición al sol; la utilización de ropas más livianas que dejan expuestas mayores extensiones de nuestra piel; la mayor deshidratación y la convivencia con ambientes más húmedos, son algunas de las condiciones que permiten la aparición de ciertos trastornos para la salud.

En épocas de mucho calor es muy importante adoptar ciertas medidas para evitar este trastorno de la salud. En especial, las embarazadas, los bebés y niños pequeños, las personas mayores de 65 años, y quienes padecen enfermedades crónicas, respiratorias o cardíacas, hipertensión arterial, obesidad y/o diabetes son los grupos que potencialmente pueden resultar más afectados.

La exposición excesiva al sol produce arrugas, envejecimiento de la piel, cataratas y cáncer de piel. Por eso:

  • – Evitá la exposición entre las 10 y las 16 hs.

– Usá protector con factor de protección solar (FPS) 20 ó más. Aplicalo 30 minutos antes de cada exposición y renovalo cada 2 horas.

– Evitá por completo la exposición al sol de los niños menores de 1 año. Los mayores de esa edad pueden estar al sol sólo en horarios permitidos y con la protección necesaria.

– Usá ropas claras, anteojos de sol y sombrero.