Profertil

El CFP N° 401, una fábrica de profesionales

Marcela Palmucci y Miguel Segurado, en representación del Centro de Formación Profesional, destacaron el crecimiento de la entidad y la variedad de cursos que ofrece año a año. Los mismo son gratuitos y los únicos requisitos son Primaria completa y ser mayor de 16 años.

Con sus 30 años cumplidos el pasado 18 de septiembre, el Centro de Formación Profesional N° 401 ofrece oportunidades para cientos de alumnos que buscan insertarse en el mundo laboral. Miguel Segurado y Marcela Palmucci, autoridades de la entidad ubicada en la avenida Dasso, fueron los protagonistas del 32° programa de IngenieroWhite.Com.

“En tiempos de crisis, la formación profesional cumple un rol importante para la sociedad”, fue lo primero que destacó Palmucci en la introducción.

–¿Cómo se organizan los cursos y los temas a abarcar en cada año?
–Palmucci: Los cursos se planifican en octubre y se hace un relevamiento de las necesidades del momento. Es decir, aquellos cursos que tienen un impacto mayor para la gente. Los de gastronomía, los textiles y la parte mecánica han tenido ese empuje en los últimos meses.
–Segurado: Estamos orgullosos del servicio que podemos dar, teniendo en cuenta que el Centro comenzó hace 30 años en la Biblioteca Mariano Moreno con dos cursos: el de modista y auxiliar administrativo. De ahí en más, empezó a crecer hasta llegar a los 36 cursos que tenemos distribuidos en todo Bahía y otros 13 aparte que se dictan en la Unidad Penal de Villa Floresta.

–¿Con qué plantel de profesores cuentan para el dictado de las clases?
–Palmucci: Tenemos instructores que se especializan en el trabajo de formación profesional. Trabajamos con cupos de 16/20 alumnos y la atención es personalizada. La metodología es de taller y aprendemos haciendo porque el alumno va experimentando en cada clase.
“Además de lo técnico, destinamos un lugar para las competencias sociales y la actitud al trabajo que sirven para poder desempeñarse en ámbitos de competencia laboral”, explicó Palmucci.

–¿De dónde reciben el sustento económico para cumplir con sus tareas?
–A partir de los últimos dos años contamos con el aporte que viene desde la Provincia. Y, al mismo tiempo, las empresas del polo colaboran con insumos y equipamiento.
“Tenemos una cocina modelo, talleres con máquinas, aulas para teoría. El edificio no tiene ni una pared escrita y el sentido de pertenencia es muy grande. La gente lo cuida y lo quiere al Centro. Es un orgullos trabajar ahí porque el espacio físico habla de la relación que tiene el alumno con el lugar”, destacó Marcela.

–¿Qué relación tienen con las empresas del polo y las escuelas de White?
–Desde el polo siempre nos piden listas de egresados en mecánica, soldadura y ese tipo de especialidades de mano de obra calificada. Y con las escuelas Técnica y Mosconi también tenemos un vínculo permanente. Incluso, hemos hecho trabajos para el Hospitalito Menor, la Sociedad de Fomento, las cantinitas y las pérgolas de Avenida Cabral”, indicó Miguel.

–Desde el lugar que ocupan, ¿cómo lo ven a White actualmente?
–Segurado: Noto que la falta de empleo se hace sentir. Ingeniero White debería ser más atendido y las empresas tendrían que brindarle mayores posibilidades y confort a la gente, tanto en lo social como en lo económico.
–Palmucci: Yo soy nacida en White, en el Hospitalito, y mis abuelos vivían en calle Brown. Así que pude vivir en persona esa tristeza de ver como las casas abandonadas de esa época quedaron destruidas. Hay un fuerte desarrollo industrial, pero el deterioro social es grande.

PARA TENER EN CUENTA

REQUISITOS: Primaria completa y ser mayor de 16 años. Los cursos son GRATUITOS y lo único que se solicita es una colaboración a voluntad con la Cooperadora.

ACTOS: A mitad de año se llevó a cabo la entrega de diplomas de los cursos cuatrimestrales, en La Seimpre Verde. Allí, se inauguró la bandera del Centro y tomó la palabra el exdirector Carlos Hugo Greco, quien diseñó el logo de la misma. El próximo 12 de diciembre se llevará a cabo la segunda parte de la entrega.

ALUMNOS: Asisten de Ingeniero White, Villa Rosas, Spurr y hasta del centro de Bahía. El CFP cuenta con cursos diseminados en la ciudad, como el de mucama de hospital, que se dicta en la Clínica Matera y está a cargo de la instructora Elsa Pacheco.

EL AVANCE: Junto a la Corporación del Comercio y la Industria, se montó un taller textil en el Parque Industrial donde un grupo de alumnas se capacitó específicamente en el rubro. Ayer se presentaron las 30 camisas de trabajo que fueron confeccionadas por las mismas alumnas y que serán utilizadas por personal de Dow.