Profertil

Cayó un sujeto que acosaba por Whatsapp e Instagram a varias niñas de White

Se trata de Jorge Berón, de 34 años, quien fue apresado en la avenida Arias al 900.

Detuvieron en las últimas horas a un sujeto llamado Jorge Luis Berón -34-, por haber acosado a 5 menores de edad a través de medios tecnológicos en Bahía y White.

Según explicaron fuentes judiciales, fue apresado por agentes del Departamento de Casos Especiales. Estaba en la casa de sus padres, ubicada sobre avenida Arias al 900.

La investigación, realizada por la UFIJ Nº 20 a cargo del fiscal Rodolfo De Lucía, se inició en el 2020 luego de una serie de denuncias efectuadas por los padres de las víctimas, En las mismas, aseguraban que una persona se ponía en contacto con las menores a través de perfiles falsos de WhatsApp e Instagram (como @lucassanchez1542, joaquinperez155 o @vict_or3267), les enviaba o pedía imágenes de contenido sexual y luego las incitaba o coaccionaba para que se encontraran de manera personal.

El trabajo investigativo permitió relacionar esos perfiles de Instagram y los números de WhatsApp, a través de los que se contactaba con las víctimas, con la persona de Berón para solicitar su detención.

Se lo acusa de distribución de representaciones de partes genitales de menores de 18 años con fines sexuales, coacción agravada por el anonimato, captación por medios telemáticos de una menor con el propósito de cometer un delito contra la integridad sexual (Grooming) y suministro de material pornográfico a menores de 14 años.

En diálogo con La Brújula 24, el fiscal De Lucía comentó que Berón “es una persona que veníamos investigando desde hacía tiempo, no podíamos terminar de identificarlo. Esto arrancó allá por el año 2020 con las primeras causas, que luego pudimos vincularlas por distintas conexiones, movimientos de antes, direcciones IP. El modus operandi de Berón era siempre el mismo, con las mismas amenazas”.

Y relató: “Suponemos que a varias de las menores las conocía de vista, las contactaba por Instagram y comenzaba a amenazarlas para que le mandaran fotografías. Él decía que iba a divulgar algunas imágenes suyas, y también exigía videollamadas en las que accedieran a verlo desnudo. En algunos casos con víctimas de muy corta edad”.

“En uno o dos de los casos había logrado que las chicas se encontraran con él. Esos son los que más preocupa porque puede darse otra situación peligrosa. En su momento se hizo un escrache en Facebook, nosotros allanamos también, pero por movimientos le perdimos el rastro porque estuvo viviendo en Neuquén”, manifestó el profesional.