Profertil

Burgos criticó con dureza el estado de Puerto Rosales

El nuevo delegado lo hizo sin citar a la anterior administración que dependía de Daniel Scioli. “El aspecto es muy parecido a la de una piedra fundamental”.

Guillermo Burgos manifestó que se avanza hacia la construcción y la recuperación del puerto.

El delegado portuario fue contundente: «La situación actual es muy parecida a la de una piedra fundamental».

Lo hizo sin mencionar a la anterior administración que encabezó el exgobernador bonaerense Daniel Scioli.

Expresó que la Nación baja una línea de trabajo y la Provincia se acopla.

«No podemos alejarnos de esa directriz. Hay independencia de pensamientos y acción en políticas de desarrollo local con industrias e ideas propias dentro de un presupuesto pequeño. Esto fue aclarado por el propio subsecretario provincial (Marcelo Lobbosco)».

Burgos expresó que el puerto está en condiciones muy precarias: no tiene un abastecimiento de agua como debería, así como con el caso de la energía eléctrica.

«No tiene seguridad y tampoco un plan de contingencia. Carece de un servicio de recolección de residuos. Son varias las normas internacionales que no cumple Rosales», manifestó.

Expresó que a ello se apuntará en primera instancia. «Las grandes obras requieren de un apoyo de la provincia de Buenos Aires. Sin embargo, con pasos cortos y aunando los esfuerzos entre el gobierno y las inversiones privadas podríamos poner en breve el varadero en funcionamiento. El muelle es una necesidad ahora. Los empresarios contarían con un servicio efectivo que resultaría en un mejor trabajo y como corresponde. Con las obras les pediremos a los privados que también cumplan con el puerto».

Dijo que hay que contar con una vía de acceso importante, que comienza en la avenida Tucumán, y con el camino de acceso, previa discusión de quien desarrolle obra.

«Esa ruta se hará por el acceso al puerto y no por ser el camino a la playa. Desde las vías hacia el mar es terreno provincial».

«Es prioritaria la recuperación del muelle que está en un estado de deterioro avanzado. No cumple con la mayoría de las exigencias de la Organización Marítima Internacional», dijo.

Manifestó que con el dragado y un trabajo en conjunto se trabajará en la recuperación del varadero para los pequeños barcos.

«Esto tendrá un efecto motivador y movilizador con la mano de obra que tiene la ciudad. A mediano plazo y con poca inversión tendremos un varadero funcionando. Sería un muelle de la Provincia explotado por empresas privadas que brinden mano de obra local en lo que atañe a la reparación naval».

«Cada puerto tiene una realidad diferente. Vengo de uno mucho más grande que Rosales, pero igualmente tengo mucho que aprender. Lógicamente, tengo que nutrirme de la sintonía local».

Predisposición para el desarrollo portuario

La CGT Punta Alta expresó que el delegado portuario, Guillermo Burgos, recibió en excelentes términos la posición que se le expresó en relación a Puerto Rosales y sus trabajadores, nucleados en el Sindicato Único de Trabajadores de Administraciones Portuarias.

La CGT, que preside en la ciudad Gustavo Mazzaferro, peticionó que el Estado provincial profundice el nivel de inversiones e infraestructura para lograr el desarrollo y el despegue definitivo de la actividad portuaria. «Habrá que mejorar y corregir situaciones, pero hoy nadie puede dejar de ver y reconocer el potencial productivo de nuestro distrito. Y en él Puerto Rosales es una arista por demás fundamental. La Confederación puso a disposición de Burgos la experiencia de los trabajadores».

 

Fuente: La Nueva