Profertil

YPF: invertirán US$118 millones en una nueva área y más de US$1.600 millones para 2022

"Este año vamos a estar en los 1.150 a 1.200 millones de dólares de inversión no convencional y para el año que viene, probablemente estemos alrededor de los 1.600, 1650 millones de dólares", afirmó el CEO de la empresa, Sergio Affronti.

El CEO de YPF, Sergio Affronti, destacó este miércoles que la concesión de una nueva área no convencional en Vaca Muerta, que desarrollará junta a la firma noruega Equinor, significará una inversión de US$ 118 millones y será parte del presupuesto que la compañía está definiendo para 2022 y que podría alcanzar los US$1.650 millones para operaciones no convencionales.

Así lo expresó el directivo de la petrolera poco después de que el Gobierno de Neuquén anunciara este miércoles que las empresas YPF y Equinor obtuvieron la concesión para la explotación del área Bajo del Toro Norte, en el extremo norte de la cuenca neuquina, a 10 kilómetros de Rincón de los Sauces.

«En Bajo del Toro, las inversiones a las que nos hemos comprometido las compañías por un total de US$ 118 millones, se desembolsarán entre este año y el próximo unos US$ 45 millones, lo que implica la perforación de 6 pozos y su entrada en producción», precisó Affronti.

El directivo destacó que las inversiones «también contemplan las facilities necesarias para tratar ese petróleo y ese gas, por lo que habrá que avanzar en un desarrollo de instalaciones en superficie prácticamente desde cero y amigables con el medioambiente».

Affronti también confirmó que la compañía está «armando el presupuesto para el año próximo, todavía está definido, pero las actividades para el no convencional en la provincia, van a implicar una inversión superior a la que se está dando este año».

«Este año vamos a estar en los 1.150 a 1.200 millones de dólares de inversión no convencional, y para el año que viene, probablemente estemos alrededor de los 1.600, 1650 millones de dólares», afirmó el CEO de YPF.

En ese sentido agregó: «Esto significaría, en el caso del no convencional, un incremento de producción total, tanto de petróleo como de gas, de alrededor del 30%, respecto de la producción que tenemos en el año 2021». (Télam)