Profertil

Mil personas mueren cada año por culpa de conductores alcoholizados

El choque de Palermo reavivó la urgencia de tratar el proyecto de la ley de Alcohol Cero, presentado en el Congreso en abril de 2021. Pablo Martínez Carignano, director de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, Viviam Perrone, de la Asociación Madres del Dolor, y Carlos Damín, jefe del servicio de Toxicología del Hospital Fernández, coinciden en la necesidad de esta ley.

Más de 10 personas fallecieron por día el año pasado en siniestros viales en Argentina y en 1 de cada 4 casos fatales se detecta alcohol en sangre en alguno de los conductores, indicaron este lunes especialistas, que instaron a avanzar en mayores controles, sanciones y en una ley de Alcohol Cero, tras conocerse el siniestro frente al Hipódromo de Palermo que provocó la muerte a dos jóvenes de 20 y 15 años.

“Es inaceptable que mueran mil personas por año como consecuencia de conductores alcoholizados. Realmente genera mucha impotencia y tristeza que pudiendo hacer algo como país elijamos no hacer nada”, dijo a Télam esta tarde el director ejecutivo de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), Pablo Martínez Carignano.

Según el Observatorio Vial Nacional, en 2021 un promedio de 10,6 personas mueren en siniestros viales cada día y en uno de cada cuatro casos fatales se detecta alcohol en sangre en alguno de los conductores.

“Circular con alcohol en sangre, por mínima que sea la cantidad consumida, aumenta tres veces las posibilidades de causar un siniestro vial”, señaló el titular de la ANSV, y agregó que el alcohol al volante “afecta las facultades visuales, disminuye la capacidad de concentración, altera la toma de decisiones y enlentece los tiempos de reacción”.

En esa línea, instó a los y las diputadas a conformar “de manera urgente” la comisión de Transportes donde debe ser tratado el proyecto de ley de Alcohol Cero al Volante, elaborado por la ANSV junto al Ministerio de Salud de la Nación, la Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación Argentina (Sedronar) y asociaciones de familiares de víctimas de tránsito.

La iniciativa, que posee “un consenso social enorme”, fue presentada en el Congreso de la Nación en abril de 2021 y propone que, a nivel nacional, quien haya bebido alcohol no pueda conducir un vehículo.