Las lluvias aliviaron al campo e impulsarán la finalización de la siembra de soja y maíz

En el marco de la sequía que afecta al país, las precipitaciones del último fin de semana, generalizadas sobre el centro y norte del área agrícola argentina, contribuyeron al mejoramiento en el contenido hídrico de los suelos en gran parte de la región pampeana.

Las lluvias del fin de semana fueron generalizadas sobre el centro y norte del área agrícola argentina, con acumulados puntuales que alcanzaron los 90 milímetros en la zona núcleo y en el norte de Santa Fe, dos de las zonas más golpeadas por la sequía que afecta al país e impulsarán la finalización de la siembra de soja y maíz.

El volumen de precipitaciones más importantes se registró en Salta con 127 milímetros, seguido por la localidad santafesina de Ceres, con 93 milímetros y la bonaerense Junín con 92 milímetros, según datos aportados por Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA).

Asimismo, se registraron 65 milímetros en Reconquista (Santa Fe); 62 milímetros en Trenque Lauquen (Buenos Aires); 61 milímetros en Rafaela (Santa Fe); 52 milímetros en Bahía Blanca (Buenos Aires); 45,5 milímetros en Rosario (Santa Fe); 41,2 milímetros en San Pedro (Buenos Aires); y 36,5 milímetros en Pehuajo (Buenos Aires), a modo de repaso por los principales puntos.

Según comentó la investigadora del Instituto de Clima y Agua del INTA, Natalia Gattinoni, las lluvias “se generaron sobre gran parte del centro y norte de nuestro territorio y resultaron un poco más generalizadas que los eventos anteriores, pero también de manera puntual superaron los 70 milímetros, por ejemplo, en áreas del norte de Buenos Aires”.

También detalló que áreas del norte de la Pampa, norte de Santa Fe, Misiones y Salta contaron con buenos acumulados, mientras que centro y oeste bonaerense recibieron entre 25 y 50 milímetros; en Entre Ríos entre 20 y 40 milímetros; en el sur y el norte de Córdoba los acumulados superaron los 30 milímetros. (Télam).