Profertil

Lamentamos el fallecimiento de María Elena Vila y la recordamos con una de las tantas notas que hicimos en la biblioteca

En abril y agosto del año pasado fueron nuestras últimas notas relacionadas al funcionamiento de la Biblioteca Popular Mariano Moreno, a la cual María Elena representaba de la mejor manera todos los días.

Luego de conocerse el fallecimiento de María Elena Vila, una incansable vecina de nuestra localidad que se desempeñaba como la referente de la Biblioteca Popular Mariano Moreno, recordamos las última notas que realizamos junto a ella sobre la realidad de la institución en el inicio de la pandemia.

«A la biblioteca, hay que tener en cuenta que la mueve la gente mayor. Antes del cierre, incluso, llamamos a los socios para que retiren libros para tener durante este tiempo. Hay que tener muchos recaudos con los libros y entender que nuestra actividad es una de las más complicadas», había señalado María Elena ante el comienzo de la pandemia.

En tanto, en agosto, en vísperas del 95º aniversario y luego de cristalizar la reapertura con los protocolos sanitarios del momento, María Elena indicó:

«El lunes vamos a volver a abrir en coincidencia con los 95 años de la biblioteca, lo cual genera muchas expectativas. Estamos preparando las instalaciones para cumplir con el protocolo y abrir un mínimo de horas por día. No podemos realizar ningún acto, ni festejo, pero no vamos a pasar desapercibidos», mencionó sobre esta fecha tan especial.

«Durante este tiempo, junto a la bibliotecaria Nadia, estuvimos trabajando en las redes sociales y publicando cuentos de forma virtual. Tuvimos algunas reuniones de comisión por videollamada, pero no mucho más que eso. Y al igual que casi todas las instituciones, estamos con problemas económicos debido a la pandemia. Lo bueno es que el delegado Rubén Caldez nos ha donado materiales para evitar el contacto con la gente y mascarillas faciales, además de la desinfección que se va a llevar a cabo en todo el edificio», subrayó.

«Con respecto a la gente, solamente van a poder llevarse o dejar los libros, los cuales van a ser colocados en una bolsa y van a estar 14 días en una sala para desinfectarlos. La gente no va a poder circular por las estanterías y nosotros vamos a organizarnos para que en cuestión de 10/15 minutos puedan llevarse su libro. Incluso, tenemos preparados los últimos textos de la Feria del Libro. En White hay mucha gente lectora que viene seguido y vamos a hacer todo el esfuerzo posible para que se vayan conformes como siempre», concluyó Vila.