Profertil

La UNS suspendió las clases para adherir a la marcha #NiUnaMenos

El CSU resolvió suspender el dictado de clases de la UNS el día 3 de junio de 2016, a partir de las 17, con el fin de favorecer la participación en dicha movilización.

El Consejo Superior de la UNS resolvió este miércoles en su plenario “suspender el dictado de clases de la Universidad Nacional del Sur el día 3 de junio de 2016, a partir de las 17, con el fin de favorecer la participación en la movilización denominada “NI UNA MENOS”.

La resolución, aprobada por representantes de los docentes, no docentes y alumnos que integran el Consejo, lleva el número 264 de 2016. Establece también que “en los casos en que las actividades se ajusten a cronogramas inamovibles o involucren la presencia de actores cuya estadía en la UNS fuera eventual, los departamentos académicos y el CEMS podrán mantener las actividades tal como fueron previstas. Todas las instancias de evaluación estarán justificadas para los alumnos”.

La decisión se fundamenta en que “es responsabilidad de la Universidad, en su rol de Institución formadora de alumnos, docentes y profesionales, comprometerse con la erradicación de la violencia contra la mujer”, en que “ante la insuficiente acción del Estado, la comunidad Universitaria debe responder, instándolo a que se garantice el pleno funcionamiento de la Ley 26485”, y en que “ante la movilización denominada “NI UNA MENOS”, ha cobrado relevancia nacional e internacional”.

El martes el Rectorado había emitido la Resolución R 440/2016, aunque en ese caso era para “adherir e invitar a toda la comunidad universitaria a participar activamente de la marcha convocada por amplios sectores de la sociedad civil organizada bajo el lema “NI UNA MENOS”, ya que el rector no tiene facultades para suspender clases o actividades académicas.

Esta se fundamenta –entre varios considerandos-, en que “la Universidad Pública tiene la insoslayable responsabilidad de poner en la agenda pública ésta y otras problemáticas sociales y, en particular, el accionar de la Universidad Nacional del Sur debe estar orientado por el compromiso pleno con los derechos humanos a través de su respeto y promoción”.

También en que “en esa línea de trabajo, la UNS fue pionera en abordar esta problemática, desarrollándose desde hace 4 años en el ámbito de la Secretaría General de Cultura y Extensión Universitaria, en articulación con la Red de Violencia de Género de Bahía Blanca, la Cátedra Abierta de Violencia de Género y otras tantas iniciativas de formación e información que han concitado gran interés de la comunidad bahiense y de la región”.

El objetivo de la adhesión e invitación a participar encuentra su argumento también en la importancia de concientizar a la sociedad sobre este flagelo que se cobró 286 femicidios en 2015 y 66 más en los primeros cien días de este año, a lo que se suma el reciente y conmovedor caso de Micaela Ortega.