“La pérdida de mi viejo fue algo muy importante y, después de unos meses sin ganas de nada, decidí volver”

Con un torneo Nacional y un Sudamericano en carpeta, el atleta local asimiló un fuerte golpe a nivel personal y replanteó sus objetivos deportivos. Además, en septiembre volverá a funcionar la escuela de atletismo en la localidad.

Luego de un impasse por cuestiones personales, el atleta whitense Juan Albrizio se prepara para su regreso a las pistas, con desafíos nacionales y sudamericanos firmes, y así lo vivió en nuestro programa, sumado a la actualidad de la Asociación Whitense de Atletas.

“Fue raro dejar de competir en plena pandemia y no tener objetivos deportivos. Trabajamos en el ámbito social con la Asociación y nos mantuvimos activos de esa manera. Pude volver el año pasado, aunque por cuestiones personales dejé todo. Ni siquiera quería entrenar, ni estar al mando de la institución. La pérdida de mi viejo fue algo muy importante y me hizo replantear muchas cosas en mi vida. Después de unos meses, decidí volver porque a él le hubiera gustado que yo siga impulsando el deporte como siempre”, explicó sobre el profundo dolor que generó el fallecimiento de su padre.

“Volver desde lo físico no fue tan difícil, pero desde lo mental sí.Todo lo que yo hacía lo compartía con mi viejo. Así que de un día para el otro se fue el 50% de mi vida. Inicié unos cursos y fui encontrando otras motivaciones”, agregó.

“En ese sentido, me preparé como entrenador de atletismo lo cual me permite estar certificado para entrenar a los chicos. Al tener el título, ya podemos avanzar y, a partir de septiembre, vamos a volver con la escuelita de atletismo para armar una base de cara al año que viene. Además, tenemos 6 atletas para competir a nivel máster, lo cual también es importante”, destacó.

Y se vienen los objetivos competitivos…

“Estoy apuntando al Campeonato Nacional de Atletismo Máster que se va a realizar en San Luis, del 29 de septiembre al 2 de octubre. Estamos bien para arrancar y prepararnos de la mejor manera para las pruebas combinadas orientadas más que nada a saltos y vallas. Esa preparación va a ser un punto de partida para encarar el Sudamericano de Bogotá, que se va a realizar entre el 20 y el 27 de noviembre. Hace cinco años que no se hace y tiene el agregado especial de los más de 2 mil metros de altura. La idea es llegar cinco días antes y aclimatarme”, resumió Albrizio.

Y antes del cierre, dejó un punto más de partida a nivel local: “volviendo a lo institucional, a principios de octubre seguramente llevaremos a cabo la asamblea para tener la comisión directiva al día. Con respecto a la pista, ya las promesas me cansaron y en junio se cumplieron 5 años de la votación. Siguen las promesas, pero nada cambió…”.