Profertil

«La comunidad valora mucho el trabajo que hace el colegio y eso vence a la adversidad en estos tiempos tan difíciles»

La vuelta a la virtualidad encontró al Colegio Sarmiento con un sistema aceitado después de un 2020 marcado por las clases virtuales. Además, el 90% del plantel docente ya recibió la vacuna contra el COVID.

Desde su cargo como Coordinadora del Nivel Primario del Colegio Presidente Sarmiento, Claudia Trufero compartió sus puntos de vista sobre la situación que estamos atravesando en plena pandemia y los desafíos que se plantean para el establecimiento educativo de calle Sisco.

«Como todas las instituciones estamos adaptándonos de manera permanente a lo que nos toca, siempre con mucha energía y poniendo lo mejor de nosotros. Esta modalidad que va variando entre lo presencial y lo virtual nos lleva a tratar de hacer las cosas de la mejor forma posible. No estamos ajenos a lo que genera la pandemia, pero siempre decimos que los docentes somos constructores de esperanza», subrayó Trufero.

«Al igual que otros establecimientos, trabajamos muy bien durante la primera etapa semi-presencial y se avanzó muchísimo. Y ahora, que volvimos a la virtualidad, se puso en marcha el sistema que ya venía aceitado desde el año pasado. Incluso, se estableció una modalidad de Escuela Abierta para programar asistencia permanente a aquellos alumnos que puedan tener alguna dificultad para conectarse», apuntó.

«Es un trabajo de alta estrategia. Ordenar cada burbuja es como jugar al ajedrez. Hay que tener en cuenta no superponer clases de Zoom, pensar si hay hermanos en el mismo hogar. La ventaja que tenemos es la comunicación permanente con las familias. La comunidad valora mucho el trabajo que hace el colegio y eso vence a la adversidad», destacó Claudia.

«Con respecto a las burbujas, las dimensiones de nuestras aulas son importantes y nos permiten armar grupos de 15 alumnos cumpliendo con el distanciamiento. Se tuvo muy en cuenta el protocolo de Provincia y durante el tiempo que duró la presencialidad funcionamos muy bien. No tuvimos situaciones de contagio dentro de la escuela», agregó.

«Estamos preparados para cualquier situación y escenario que se pueda plantear. Los padres tienen una paciencia infinita y los chicos son los que más fácil se adaptan a todo. Contamos con el 90% del plantel docente con una dosis de la vacuna como mínimo y eso nos da un alivio para pensar en un regreso a la normalidad en algún momento», cerró.