Profertil

La Agrupación Scout Don Ernesto Pilling celebra sus 107 años de vida

Una de las entidades centenarias que ha desarrollado toda una vida de compromiso y dedicación junto a nuestra comunidad tuvo sus orígenes el 24 de noviembre de 1914, cuando el míster Ernst Pilling, de 27 años, eligió a Ingeniero White como lugar para encender la llama del escultismo.

«Un día como hoy, pero en el año 1914 comenzaba nuestra hermosa historia. Hoy se cumplen 107 años de gestos que nos abrazan y sostienen, entre tantos juegos y actividades, entre tanta dedicación y constancia, entre tanto servicio y dar, entre tanto crecer y recibir, entre tanto enseñar y aprender, vamos construyendo comunidad. Agradecidos de estos 107 años de historia y de continúo crecimiento, dentro de nuestro querido campo escuela», fue el comunicado compartido por La Pilling en este 24 de noviembre especial.

Como reseña histórica de esta entidad tan identificada con nuestra localidad, compartimos esta cita:

Una de las entidades centenarias que ha desarrollado toda una vida de compromiso y dedicación junto a nuestra comunidad tuvo sus orígenes el 24 de noviembre de 1914, cuando el míster Ernst Pilling, de 27 años, eligió a Ingeniero White como lugar para encender la llama del escultismo. Así nacieron los Boy Scouts Argentinos Compañía Ingeniero White.

Los primeros pasos de la incipiente entidad encontraron rápidamente las primeras piedras en el camino. En la década del 20, mientras los exploradores disfrutaban de un campamento, el fuego destruyó su sede. Por entonces, el ferrocarril cedió un espacio bajo el puente La Niña, done se instaló el viejo cuartel.

En 1935, cuando el movimiento también convocaba a las niñas, surgieron las Patricias Argentinas. Para 1940, la agrupación ya contaba con sus primeros scouts mayores y el 4 de octubre de 1959, en honor a su fundador y tras su fallecimiento, tomó el nombre de Don Ernesto Pilling.

El 3 de marzo de 1966 se decidió que el pañuelo pasaría a ser verde, simbolizando la esperanza, la vida en la naturaleza y la fuerza para seguir adelante.

En la década del 80 se integraron las Pequeñas Ardillas, las Guías Scout y las Guías Scouts Mayores.

Después de muchos años y tras el trabajo intensivo de todos los maestros scouts, se lograron cumplir objetivos muy importantes, por caso el actual campo escuela.