Profertil

Informe de Veterinaria y Zoonosis sobre casos de murciélagos con rabia

En relación a notificaciones sobre murciélagos con rabia detectados en distintos puntos de la provincia de Buenos Aires, se informa que desde hace años los organismos de referencia mantienen una vigilancia epidemiológica constante, por lo cual se conoce que habitualmente un 4% de la población de murciélagos son portadores del virus rábico. En lo que va del 2018 se mantienen los porcentajes de años anteriores, siendo normalmente la época estival la de mayor aparición, sin detectarse un aumento en la cantidad de casos.

Estos animales se consideran un reservoreo natural de la enfermedad, como sucede en otros lugares del mundo con ellos y otras especies silvestres, por ejemplo el mapache en América del Norte.
Dado que las colonias de murciélagos, además de encontrarse protegidas por la ley de Fauna (22.421), realizan una importantísima labor en el control de insectos como los mosquitos, siendo los más efectivos agentes de control de insectos; además de controlar plagas de los cultivos y participar en la polinización y dispersión de semillas; no se indica la eliminación de los mismos, sino adoptar acciones de prevención.
Medidas preventivas:
– Exclusión de las viviendas mediante sellado de taparollos.
– Vacunación antirrábica anual de todos los caninos y felinos a partir de los 3 meses de edad. La vacunación antirrábica puede realizarse en veterinarias particulares o en forma gratuita en dependencias de Zoonosis del Municipio, en el Parque Independencia, los martes y jueves de 9 a 12 hs.; y en distintos barrios de la ciudad todos los miércoles, cuya locación se publica previamente en medios de prensa y en el Facebook de la Secretaría de Salud “Bahía cuida tu salud”. El riesgo de contagio es bajo si un animal vacunado es mordido, pero de todos modos es necesario dar aviso para implementar medidas adicionales de prevención. Es necesario renovar la inmunización cada año.
– Remisión a oficina de Zoonosis local de murciélagos que presenten síntomas de enfermedad neurológica: dificultad para volar, permanencia en el suelo, vuelo incoordinado con choque contra objetos, caídas repentinas; en especial si se sospechase contacto con animales o personas. Los murciélagos infectados pueden parecer muertos cuando permanecen quietos en el piso, y morder si son manipulados por lo cual se deberá evitar el contacto directo, tapándolos con algún objeto y dando aviso al tel. 456-5570 (Zoonosis M.B.B.).
– No representan un problema los murciélagos con comportamiento normal, ni existe riesgo de que los afectados aumenten su agresividad y ataquen en forma directa. El murciélago rabioso es incapaz de volar y permanece en el suelo. Las mordeduras se producen cuando animales o personas, sobre todo niños intentan tocarlos mientras se encuentran caídos. Por tanto se reitera la importancia de las medidas preventivas.