Profertil

«Estamos felices de abrir las puertas de nuestro nuevo hogar porque realmente nos cambió la vida»

Entre el aporte de Dow Argentina y la organización Hábitat para la Humanidad, una familia del barrio Saladero se hizo acreedora de una flamante vivienda.

La historia que formó parte de la 350ª entrega de IngenieroWhite.Com, emitida por La Brújula 24, contó con el relato de Silvana Santamaría, quien junto a su familia nos abrió las puertas de su nueva casa, construida con el aporte de Dow Argentina y la ONG Hábitat para la Humanidad.

«Es una felicidad enorme poder abrir las puertas de mi hogar y contar con todas estas comodidades. Estamos felices y desde noviembre, que fue cuando nos trasladamos a este hogar, es todo alegría. Realmente nos cambió la vida», reconoció Silvana desde su domicilio de Canning 2254, en el Barrio Saladero.

«Cuando empezó el censo de la gente de Hábitat, pensé que había gente con mayores necesidades que nosotros. Pero de a poco nos fuimos entusiasmando y empezamos a ver que el sueño de la casa era posible. Cuando quedamos seleccionados, recién me había enterado que estaba embarazada y mi marido Nicolás había conseguido trabajo», recordó emocionada.

«¿Qué cambió en el día a día? Todo. La calidad de vida de ahora es increíble. Antes estábamos en una pieza de 4×4 y sin ninguna comidad. Incluso, para bañarnos o lavar la ropa tenía que ir a la casa de mi mamá. Ahora abrimos una canilla y tenemos agua caliente», sentenció.

«Vengo de una familia humilde y ver que mis hijos van a crecer en este entorno es una felicidad única. Mi hija Mía vio como la gente venía a pegar ladrillos y se levantaba la casa. Y los vecinos también siempre nos alentaron. Uno siempre veía que esto lo daban en la tele y ahora nos tocó a nosotros», agregó.

–Hábitat, otro protagonista de la historia

«El proceso se fue gestando desde marzo del año pasado, en conjunto entre Dow y Hábitat. La idea es que a lo largo de ese tiempo la familia aprenda a construir y pueda llevar un proceso de vida, con talleres y un modelo de construcción llamado semilla que permite que la vivienda siga creciendo. Formamos parte de una organización no gubernamental cuya misión es concretar este tipo de historias. Y a partir del próximo sábado, desde las 15.30, vamos lanzar otra convocatoria en el Centro de Jubilados de Azurduy y Reconquista», señaló Marina, una de las integrantes de Hábitat.