Profertil

«El tango sabe esperar y, de alguna manera, nos va a encontrar a todos los milongueros de regreso»

Hugo Del Run recapituló objetivos pendientes y las posibilidades disponibles a mediano plazo para retomar con las clases de baile de tango en La Siempre Verde.

Si bien el avance del coronavirus no permitió iniciar el ciclo de clases de tango en La Siempre Verde, el reconocido Hugo Del Run, médico ya jubilado, comentó de qué manera transita estas semanas de cuarentena y cómo se podrían retomar los encuentros, en el capítulo 885 de IngenieroWhite.Com, emitido por La Brújula 24.

«Es tremendamente difícil pensar en el distanciamiento social a la hora de hablar del tango. Justamente, lo que caracteriza a la danza es el abrazo. Sin el abrazo uno no está bailando tango. Se pueden enseñar determinadas maneras, cómo caminar a tiempo o a doble tiempo, pero no serían más que cuestiones técnicas», reconoció Del Run.

«En tanto, para aquellas parejas constituidas de forma permanente, es distinto. La mayoría de la gente, de todos modos, va a una milonga para relacionarse con otros y disfrutar del baile», indicó.

–¿Qué posibles soluciones podrían implementarse en la medida de lo posible?
–Se pueden establecer algunos protocolos, el uso de máscaras de acrílico y guantes. Alguna manera se va a encontrar. El tango sabe esperar y nos va a estar esperando a todos.

«Mi sueño pendiente es darle a White una milonga cada 2 ó 3 meses. Este año va a ser difícil, pero teníamos previsto un 2020 con clases más intesivas y prolongadas, con coreografías nuevas. Quizás, si las condiciones lo permite, podemos meternos en el tema en los últimos meses del año», agregó Hugo.

Con respecto a la situación de la cuarentena, Del Run recordó su profesión como médico y el vínculo directo con la comunidad.

«Al estar retirado de mi profesión y ser un jubilado más, tengo el tiempo y las ganas para dejarle algo a la gente que le gusta el tango. Ya sembré mi camino dentro de la ginecología y la obstetricia y siempre es un placer encontrarme con algunas de mis pacientes y recibir el cariño que tanto me gratifica», destacó.