Profertil

El Museo del Puerto celebró sus 34 años con una jornada colorida y de reencuentros

El patio se convirtió en una gran cocina, con baile, encuentros, instituciones, música y mucho mucho trabajo colectivo. Así lo vivió la gente del museo en sus redes.

Este domingo el Museo del Puerto cumplió 34 años, el mismo día del aniversario de la localidad, así que el festejo fue doble. O múltiple, porque un cumpleaños del museo se hace entre muchas personas: presentaron sus especialidades las cocineras Flora Rossi y Mónica Villagrán, trajeron también platos dulces las familias de la cooperadora del Jardín 932, del barrio Boulevard. La torta de cumpleaños estuvo a cargo de las Amigas del Museo, que además armaron mesas con café, chocolate y publicaciones de la Editorial Cocina del Museo.

No faltaron los regalos, que fueron musicales: para esta fecha especial un grupo de vecinas y vecinos cantorxs presentó un repertorio de cumbias, tangos y boleros.

A continuación, entonó sus tangos preferidos el vecino Antonio “Pochy” Genovali, sonando también en su voz parte de la historia tanguera de este puerto.

Como cierre, tocó la banda de cumbia-rock “La 500”, que lleva su nombre por la línea de colectivos que trae y lleva gente desde Ing. White hace años.

A lo largo de la tarde llegaron personas con reposeras, manteles, recuerdos del museo, mates, generaciones nuevas. El patio convertido en una gran cocina, con baile, encuentros, instituciones, música y mucho mucho trabajo colectivo. Con la sensación de que un poco este lugar se construye en el presente, en el momento de acercarse a compartir el festejo, pero a la vez ya era parte del corazón de cada uno, que cuando llega se queda en esta esquina.