Profertil

Comercial tiene más de un motivo para celebrar, más allá del clásico: «hoy es un placer y un mimo a los ojos entrar al Giorgetti»

Amílcar Andreanelli, emblema del básquet verdiamarillo, hizo referencia a la última victoria ante Whitense y, principalmente, al momento deportivo e institucional del club.

Luego de la última victoria en el clásico ante Whitense y en el cierre de la primera rueda del torneo, el capitán de Comercial Amílcar Andreanelli habló en IngenieroWhite.Com del momento que atraviesa el equipo y las expectativas que rodean al elenco dirigido por Ignacio Vul.

Es un partido que uno siempre visualiza en el fixture y lo quiere jugar. Lo trabajamos muy bien y pudimos plasmarlo. Entramos derecho y nos llevamos el clásico. No es normal que un equipo haga 90 puntos y cerramos la primera rueda promediando 85. Hay que aprovechar cuando entra y, cuando no sea así, prepararnos para los partidos de goleo más bajo», analizó Amílcar.

«Whitense venía de 6 victorias en fila y estaban con mucha ilusión, pero nosotros tenemos jugadores que saben jugar estos partidos. Martín Godoy y yo lo sentimos mucho, Bruno Aceituno también. Y eso se lo trasladamos al resto del equipo, sumado al apoyo de la gente. Comercial se hace sentir y es un impulso anímico tremendo», destacó.

«La rivalidad existe, pero queda dentro de la cancha. Nos queremos ganar y lo jugamos con diente apretados como debe ser. La mayoría nos conocemos y cuando termina el partido queda todo ahí en la cancha. Ganar te cambia la semana, y más si en un clásico, pero tiene que quedar todo ahí», apuntó sobre la rivalidad clásica.

«Es un placer hoy en día entrar al club. Y los que vuelven a Comercial se sorprenden. Es un mimo a los ojos entrar al Giorgetti y ver las canchas, el acceso, las luces, los vestuarios, la nueva entrada que se está haciendo. La dirigencia del básquet no para un día y nos brinda todo para que el equipo entrene de la mejor manera. Se nota como creció el club en todo este tiempo», concluyó sobre el momento del Verde.