Profertil

Casi 100 mil mipymes accedieron a créditos para financiar la inversión productiva

98.080 empresas recibieron créditos por $411.678 millones, de los cuales $78.429 millones corresponden a proyectos de inversión, informó el Banco Central.

La Línea de Financiamiento para la Inversión Productiva (LFIP) alcanzó en el último año a 98.080 empresas, que recibieron créditos por $411.678 millones, de los cuales $78.429 millones corresponden a proyectos de inversión, informó este jueves el Banco Central de la República Argentina (BCRA).

Esta línea destinada a para micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) que se implementó al comienzo de la pandemia de coronavirus y que permite a las empresas acceder a líneas de financiamiento con tasa de 30% para la adquisición de bienes de capital y 35% para financiar capital de trabajo, fue impulsada por el BCRA junto con otros programas para dinamizar el canal de crédito al sector privado.

Diferenciando por grupo de entidades financieras, los bancos privados nacionales explicaron 37% de los desembolsos totales, mientras que los públicos y los privados extranjeros lo hicieron en un 31% respectivamente, hasta finales de marzo de 2021, según el último «Informe sobre Bancos» que publicó este jueves la entidad monetaria.

Semanas atrás, el BCRA fijó a los bancos la obligación de mantener hasta septiembre de este año un saldo de financiaciones comprendidas en esta línea de, como mínimo, el 7,5% de sus depósitos del sector privado no financiero en pesos.

Según los resultados de la Encuesta de Condiciones Crediticias (ECC) correspondiente al primer trimestre de 2021, los datos de entidades bancarias mostraron un sesgo hacia un leve incremento de la demanda crediticia de las empresas a nivel general y con mayor intensidad en las pymes.

«También se esperaría un crecimiento de la demanda en casi todas las líneas crediticias del segmento de los hogares, luego de un primer trimestre con cierto incremento en parte de las líneas de consumo», detalló el BCRA en su informe.

A nivel general, el saldo de crédito en pesos al sector privado acumuló un incremento de 9,4% en términos reales entre febrero de 2020 y mismo mes de 2021, un aumento impulsado principalmente por los documentos y, en menor medida, por las financiaciones mediante tarjetas. (Télam).