Profertil

Capacitación abierta a la comunidad sobre RCP y prevención de accidentes por del monóxido de carbono

El 26 de mayo se llevará a cabo un taller sobre riesgos por inhalación de monóxido de carbono, reanimación cardiopulmonar y uso de DEA (desfibrilador externo automático).

Diego Nadal, director de Defensa Civil, explicó que el curso será en el Salón Héroes de Malvinas, Alsina 65 (primer piso), de 8.30 a 13.

Además, aclaró que “el cupo es limitado para 200 personas, por lo que los interesados deberán inscribirse en la oficina de Defensa Civil, Santa Fé 340, o al número 4563660″.

El funcionario destacó la importancia de concientizar a la población: “A medida que se completen los cupos vamos a seguir realizando el curso, porque hay que tomar conciencia del valor que tiene saber realizar RCP y de los riesgos del monóxido de carbono”, finalizó.

¿Cómo evitar la intoxicación por monóxido de carbono?

*Controlar los artefactos con gasistas matriculados.

*Controlar que la llama tenga un color azul uniforme.

*Encender y apagar los braceros y estufas de leña fuera de la casa.

*No utilizar el horno ni las hornallas de la cocina para calefaccionar.

*Dejar una puerta o una ventana entreabierta.

*No arrojar al fuego plásticos, goma o metales.

*Controlar que los respiradores no estén tapados.

*Apagar brasas y llamas antes de dormir.

*Ventilar la casa una vez por día.

¿Cuáles son sus síntomas?

Los síntomas pueden variar de una persona a otra. Quienes tienen mayor riesgo de intoxicación son los niños pequeños, los adultos mayores, las personas con enfermedades cardíacas y/o pulmonares, los fumadores y las personas que habitan en zonas de gran altitud.

Los principales son:
*Dolor de cabeza.
*Náuseas o vómitos.
*Mareos, acompañados de cansancio.
*Letargo o confusión.
*Desmayo o pérdida de conocimiento.
*Alteraciones visuales.
*Convulsiones.
*Estado de coma.

Pueden producirse otros parecidos a una intoxicación alimentaria, un cuadro gripal, un problema neurológico o cardíaco. Es decir, ante la inhalación de este gas venenoso, puede parecer que la persona tiene otra patología, pero podría tratarse de una intoxicación por la citada causa.

Ante los primeros síntomas, es necesario ventilar el ambiente y recurrir a un centro de salud u hospital y/o asistir a un servicio de emergencias médicas. Infórmele al personal médico sobre la sospecha de estar sufriendo intoxicación por monóxido de carbono.