Bahía Blanca será sede de un parque eólico de u$s 100 millones

Estará ubicado sobre la ruta 51, a unos 17 kilómetros de la ciudad. Impulsado por la compañía belga Greenwind, el emprendimiento -que implicará la instalación de unos 50 aerogeneradores- ya tiene el visto bueno del Organismo Provincial de Desarrollo Sustentable.

La intención de la firma Greenwind de instalar un parque eólico de 100 megawatts (MW) en Bahía Blanca acaba de ser aprobada por el Organismo Provincial de Desarrollo Sustentable (OPDS), que declaró “ambientalmente apta” a la iniciativa, cuyo origen data de 2009. De ese modo, las obras de construcción -que demandarán una inversión final de más de 100 millones de dólares- podrían comenzar formalmente antes de que concluya este año, según lo ratificó Eduardo Conghos, subsecretario municipal de Gestión Ambiental. No obstante, previamente la compañía de origen belga deberá desembolsar alrededor de 350.000 pesos para llevar a cabo los correspondientes estudios de impacto ambiental.

“En las próximas semanas la comuna emprenderá la organización de una audiencia pública para evaluar la propuesta, que ya posee el aval del OPDS. Para tener una idea de la magnitud de este parque debe considerarse que desde Necochea hasta Patagones ya hay proyectos en carpeta que suman 330 molinos eólicos, algunos de los cuales postulan el montaje y el funcionamiento de apenas dos aerogeneradores, mientras que el de nuestra ciudad tendrá 50”, remarcó el directivo.

Los molinos serán marca Gamesa, modelo GBX, y poseerán 2 MW de potencia nominal. Cada uno tendrá el formato ‘tripala’, con una altura de buje de 78 metros, un diámetro del rotor de 80 metros y un área de barrida de 5.027 metros cuadrados (mµ). La velocidad de sus rotores, en tanto, se situará entre las 9 y las 19 revoluciones por minuto (RPM). Según el funcionario, el emprendimiento -que adicionalmente implicará la construcción de una nueva estación transformadora para su vinculación con el Sistema Argentino de Interconexión (SADI)- contará con el acompañamiento estatal. “Vale destacar que el Estado compra cada kilowatt generado en base a un precio de referencia. Cuando se obtiene por vías térmicas o hidroeléctricas el costo económico de producción de la energía es mucho más barato que el de la generación eólica o solar, por lo que esa clase de proyectos necesitan más apoyo, tal como lo entendió el Gobierno nacional desde el lanzamiento del programa GENREN”, señaló Conghos.

Generación limpia

Para el funcionario, una desventaja que presenta el aprovechamiento de los vientos en relación con las vías convencionales de generación energética se relaciona con el mayor espacio a ocupar. En ese sentido, el complejo de Greenwind -denominado ‘Parque Eólico Corti’- estará localizado en una superficie de aproximadamente 718 hectáreas (has) sobre un predio total de 1.884 has que está conformado por los establecimientos rurales La Salada, La Julieta, El Hornero y Álvaro, en la ruta 51, a unos 17 kilómetros de Bahía Blanca. “Este proyecto ocupará, en definitiva, un gran territorio. Se necesitan muchos molinos para poder obtener el mismo volumen energético que una central térmica produce en apenas 20 has. No obstante, hay que promover decididamente esta clase de propuestas de generación alternativa y limpia, ya que en ellas reside el futuro de la energía en todo el mundo”, opinó.

Por otro lado, aclaró que la intensidad de los vientos no es el único requisito que se toma en cuenta al momento de seleccionar un sitio adecuado para la concreción de un parque eólico. “Muchas veces se cree que los molinos sólo funcionarán bien si hay fuertes vientos. Pero la realidad es que los mismos deben ser constantes y parejos en cuanto a su velocidad. De hecho, en algunas ocasiones un viento excesivo provoca un mayor desgaste en las piezas y torna inviable la producción”, apuntó.

Otras iniciativas

El proyectado complejo de Greenwind no es la única iniciativa eólica en la zona sino que hay otras 12 en carpeta, muchas de las cuales ya completaron sus informes técnicos, mientras que otras recién se encuentran tramitándolo ante el OPDS.

A modo de ejemplo puede citarse el proyecto de Vientos Reta para montar 50 aerogeneradores XEMC Wind Power con una potencia total de 100 MW en la localidad de Reta. La firma Parques Eólicos Pampeanos, en tanto, quiere instalar otras 50 unidades -marca Vestas- capaces de obtener 50 MW en Villarino, más precisamente en la zona de Mayor Buratovich, donde la cooperativa eléctrica homónima también impulsa la instalación de dos pequeños molinos An-Bonus.

Deben sumarse, asimismo, los dos parques que pretende instalar Enarsa en Tres Picos (partido de Tornquist), los cuales dispondrán de 38 y 35 aerogeneradores respectivamente y producirán unos 57 y 52,5 MW; y un tercero en la zona de García del Río que tendrá cinco molinos y generará 10 MW.

En Médanos, la compañía Ceasa apuesta por la concreción de un complejo eólico de 30 aerogeneradores y 60 MW de potencia. En Dorrego, Brisas del Paraíso tiene previsto colocar 51 molinos Vestas por 153 MW; y en General Lamadrid Sowitec planea montar otras 35 unidades por 150 MW.

Finalmente, también hay proyectos eólicos en Coronel Rosales, Pehuen Co y Darregueira, entre otras zonas. ℗

Fuente: Revista Petroquimica.