Profertil

29 de junio de 1969 – a 53 años de la recordada explosión del tanque de YPF

Compartimos este relato escrito en primera persona por Pedro Caballero, quien recreó uno de los eventos que quedó grabado para siempre en la memoria de los vecinos de nuestra comunidad.

El 29 de junio de 1969, domingo, festividad de san Pedro y san Pablo, el día de mi santo, se produjo un acontecimiento en la historia de Ingeniero White.

A las 13.30 horas, mientras se disputaba un partido de futbol entre Comercial y Olimpo se produjo una gran explosión. Salimos afuera, yo esaba en la boletería de Comercial, con Fernando Ruiz y Carlos Rey, uno que pasa dice dice:
– ¡exploto una garrafa!
– ma qué garrafa…

Se fueron todos, yo me quede solo, al rato vino gente de allá, y decían:
– explotó el tanque de petróleo frente a la estación Garro.

Nos subimos arriba de la boletería, para mirar, grandes llamaradas se veían por todos lados y un humo negro que iba para todos lados. Pero había un muchacho que jubaba en la reserva, Rimpi, saltó el alambrado y salió corriendo porque era bombero.

El “Barba” Vidal, el comandante de los bomberos, justo venía a ver el partido. Tuvo que salir disparando para el cuartel. Sin embargo el partido de fútbol no se suspendió, siguieron jugando hasta que terminó.

A las seis de la tarde el petróleo desbordó los taludes de tierra del tanque, eso produjo una gran ola de calor y fuego varias cuadras a la redonda. Y por eso se evacuó a la gente de las calles Rubado, Cárrega, Brown y Belgrano, hasta San Martin, por el peligro de una explosión en cadena.

¿Dónde estaba la planta de YPF? Frente a la estación Garro y allí se produjo la voladura de un tanque lleno de petróleo, porque una cuadrilla estaba haciendo reparaciones en las inmediaciones.

Se combatió toda la noche, hasta que lo alcanzaron a apagar dos días después.

¿Qué había pasado? Hubo muchas versiones: algunos decían que un avión tiró una bomba; lo real es que una cuadrillla estaba haciendo trabajos de soldadura en el tanque y al tomar contacto se prendió.

Yo anduve deambulando con la valija de la recaudación del partido de Comercial, 250.000 pesos en mi poder, y gracias a Dios no me pasó nada.

La gente empezó a solicitar que saquen la planta de almacenaje. La revista Paralelo 38 publicó entrevistas a vecinos de White, Caserma, Florido, Genovali, Chiquita López, Rubén Santa María, Josefa Villalba y todos decían: “o sacan los tanques o nos vamos”.

Con el paso del tiempo los sacaron y la planta la desmantelaron…